Texto: Miguel Hernández / El Economista

Sergio Curro y Martínez, constructor desde hace 35 años y quien tiene entre sus clientes principales a Nextel y Telcel para la instalación de sus antenas de telecomunicaciones en la entidad, considera que su profesión es un arma de doble filo, ya que en un instante puede ganar o perder todo.

Asegura que todo este tiempo ha logrado mantenerse debido a la calidad de sus trabajos, algunos de los cuales ha desarrollado para el sector gubernamental en obras públicas.

Egresado de la carrera de Arquitectura en 1977, asevera con orgullo saber lo que es empezar desde abajo, ya que en un principio se desempeñó como dibujante y ayudante, para luego -en 1987-, tras adquirir experiencia y formar un capital suficiente, aventurarse a abrir su propio negocio en la construcción.

Actualmente se mantiene al frente de las empresas Desarrollo Urbano, Infraestructura y de Servicios, y Corporativo Har. Si bien sus dos hijos siguieron sus pasos por la arquitectura, decidieron forjar su propio futuro profesional fuera de México.

El expresidente de la Asociación de Empresas de la Construcción comenta que permanecer vigente todo este tiempo representa mucha dedicación y saber levantarse de los altibajos que implica este negocio, donde lo único que ayuda a salir adelante es la constante capacitación y modernización de equipos para dejar satisfechos a quienes lo contratan para hacer sus proyectos.

Mi lema es tener un cliente satisfecho para generar otros dos. Si no hay un buen trabajo se pierden 10, con lo cual me he mantenido tanto en el sector público como en el privado , narra.

SATISFACCIONES LABORALES

Algunos de los proyectos públicos que lo han dejado satisfecho son la remodelación de las calles que rodean el primer cuadro de la ciudad, la recuperación de la plancha del Zócalo y su participación en sociedad para construir Arco Oriente del Periférico Ecológico, obras que -dice- lo llenan de orgullo porque son vistas no sólo por los poblanos, sino por los turistas.

Comenta que el trabajo para empresas y gobiernos representa diferentes retos, ya que en el caso de las primeras hay demasiada exigencia en cuanto a la calidad, especificaciones de los materiales y tiempo de terminación de las obras, como es el caso de Nextel y Telcel, que fijan para tal fecha la entrega de antenas de telecomunicaciones y sin errores, pues están de por medio millones de dólares.

Bajo esa situación, comenta que ha tenido que adecuarse a cumplir diversos requerimientos de las compañías, situación similar que ocurre en los proyectos con los gobiernos estatales; sin embargo, -acota- en el caso de las empresas lo importante es tener paciencia para esperar el pago, ya que están sujetas a tiempos de revisión por algunos consorcios que llevan a cabo las auditorías.

EL CAMINO RECORRIDO

Comenta que el abrirse oportunidades durante tres décadas, en un sector donde hay 1,800 empresas constructoras en la entidad, y destacar para que lo contraten, no ha sido una situación fácil, por lo que apostó a la especialización en las telecomunicaciones y -en algunos casos- a buscar proyectos de impacto social, tanto en la capital como al interior del estado.

Su empresa genera alrededor de 150 empleos por proyecto ejecutado y tiene en su oficina a 20 personas que se encargan de dirigir todos los trabajos.

LOS RETOS DEL FUTURO

Dice que su gran pendiente es ver a quién dejará al frente de su empresa cuando llegue el momento de retirarse, porque su idea nunca ha sido manejarlo como un negocio familiar, pues desde su punto de vista ese terreno y el negocio no deben mezclarse, debido a que una empresa requiere disciplina y -en la familia- no todos están dispuestos a asumirla y ponerse en el rol de jefe que se demanda.

Su perspectiva a corto plazo es continuar en su mercado meta y buscar más participación en obras públicas. Reconoce que tiene interés en obras fuera del estado que contribuyan a resolver los rezagos sociales.

PERFIL

Fortaleza, la clave

Arquitecto de formación y con 35 años en la industria de la construcción. Fue Presidente de la Asociación de Empresas de la Construcción. Actualmente está al frente de las empresas Desarrollo Urbano, Infraestructura y de Servicios, y Corporativo Har.

miguel.hernandez@eleconomista.mx