Desde el 2007 se encendieron las alertas: el Servicio Postal Mexicano (Sepomex) estaba siendo utilizado por el narcotráfico y delincuencia para el trasiego de armas, drogas y contrabando, revela un documento de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

Envíos de paquetes que eran secuestrados al momento de bajar del avión; usurpación de la imagen de Sepomex en camiones para transportar la mercancía ilícita y ganar contratos para el transporte de la mercancía postal son el modus operandi de las bandas de traficantes, relata Purificación Carpinteyro, exdirectora del Sepomex.

En su libro blanco, la SCT detalla que en el 2007 se inició un impulso a la inspección postal, con el fin de erradicar irregularidades y conductas delictivas que afectaban al Sepomex en sus centros operativos.

Entre los beneficios logrados por el nuevo cuerpo de inspección postal destacan: detención de personal cometiendo diversos delitos postales y aseguramiento de importantes cantidades de contrabando, armamento y drogas , menciona el documento.

En entrevista con este diario, Purificación Carpinteyro, exdirectora del Sepomex, narró que durante su gestión en el 2007 solicitó la colaboración del servicio postal de Estados Unidos para la capacitación y certificación de inspectores de los sobres postales, debido a que desde entonces descubrieron transportación de mercancía ilícita.

Curiosamente, a partir de que entraron los inspectores postales, empezaban a encontrar y se hizo público lo que se encontraban: cargamentos, armas, drogas, etcétera.

Se hizo notorio que por lo menos la terminal aérea (de la ciudad de México) era un conducto; se estaba utilizando el correo como una forma de meter cargamentos de armas y de droga. Inclusive, hubo una ocasión en la que simplemente llegó el paquete, se descargó, salió de la panza del avión (comercial contratado por Sepomex para la transportación), entró a la terminal y cuando estaba ya ahí, entró un camión blindado, bajó personal armado y (el paquete) ni siquiera entró a revisión, literalmente fue secuestrado. Nunca supimos qué contenía, obviamente hubo todo un montaje para secuestrar el paquete , contó.

Otro descubrimiento, relata, fue que las bandas delictivas buscaban participar en las licitaciones públicas y ofrecían (como empresa) el servicio de transportación de la mercancía postal a precios muy bajos. Estaban dispuestos a transportar, incluso sin pago, pero con el respaldo de Sepomex, dijo Carpinteyro.

La actual Diputada federal abundó que un tercer modus operandi del crimen organizado a través del Sepomex fue la utilización de la imagen del Servicio Postal Mexicano en camionetas; en el 2007, incluso se descubrió una camioneta repleta de droga, menciona.

La extitular del Sepomex alertó que se debe fortalecer el sistema de inspectores postales, pues tiene conocimiento de que ahora esa área fue desmantelada.

El problema que se tiene es en sí el cuerpo de inspección postal, con el que se contó en su momento, que fue entrenado y seleccionado, utilizando el apoyo del servicio postal americano, por lo mismo que en Estados Unidos por el caso del ántrax, eran expertos en el monitoreo, y hasta donde tengo entendido se desmanteló todo; es una lástima porque era gente que sabía hacer su trabajo y que conocían los correos , comentó.

Recursos de la Iniciativa Mérida

El Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos (IFAI) concluye que si bien no se detectó que en el presupuesto del Sepomex estén asignados o etiquetados recursos provenientes de la Iniciativa Mérida para el fortalecimiento de sus sistemas o funciones de inspección postal, la información oficial encontrada sugiere que a dicha institución se le pudo haber otorgado equipo o capacitación con esta finalidad, cuya procedencia sea de la Iniciativa Mérida .

Esos recursos habrían sido etiquetados para sistemas de vigilancia e inspecciones en los sistemas postales, aeropuertos, puertos y demás instalaciones.

[email protected]