El presidente de la Comisión de Seguridad Pública del Senado, Felipe González, alertó que ante el desorden imperante en el sistema carcelario, las bandas del crimen organizado buscan permanentemente el control de los reclusorios.

El legislador del Partido Acción Nacional (PAN) aseguró que los reclusorios siguen siendo 'universidades del crimen, donde operan mercados cautivos para venta de droga, todo tipo de mercancías, donde los criminales actúan en colusión de funcionarios con delincuentes'.

Al presentar un diagnóstico del sistema penitenciario nacional ante el Parlamento Latinoamericano, advirtió que el modelo penal tradicional está rebasado por lo que deben reforzarse los esquemas de prevención del delito.

'La tendencia creciente de aumentar la pena de privación de la libertad elevará los costos y presupuestos para el sistema carcelario, por lo que habrá muchos programas y proyectos que se van a tener que truncar para poder invertir en esta materia', añadió.

González precisó que la sobrepoblación en centros penitenciarios favorece la corrupción entre reclusos, custodios y autoridades, hace prosperar las redes delincuenciales en su interior y facilita la distribución y consumo de drogas.

Sostuvo que la administración carcelaria carece de un método para operar un sistema redistributivo de penas, promueve la convivencia de internos con distintos perfiles de peligrosidad y origina inconsistencias que permiten la entrada de drogas y armas.

El hacinamiento en las cárceles, subrayó, impide implementar programas de readaptación social y prevención del delito.

Informó que según la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), casi 227,000 reos habitan en cárceles que cuentan únicamente con 172,418 espacios, es decir, 'tenemos alrededor de 52,000 presos de más'.

Por entidad federativa, el Distrito Federal tiene una saturación penitenciaria de 110%, Sonora el 88.25%, Nayarit, 84%, estado de México, 82%, Morelos, 63% y Puebla, 57% , agregó.

El ex gobernador de Zacatecas señaló que en ocho penales federales hay una capacidad para 13,214 reclusos; sin embargo, la población encarcelada por delitos federales es de 30,754. (FIN NOTA).

RDS