Seis elementos del Ejército Mexicano fueron levantados por un comando armado que portaba fusiles de alto poder cuando los militares se encontraban conviviendo en una casa del fraccionamiento Campo Bello de la capital del estado.

Los desconocidos sometieron a los soldados y después se los llevaron con rumbo desconocido, informó W Radio.

/doch