La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) logró ayer que el Poder Judicial capitalino aplicará los agravantes en el delito de secuestro cuando exista la hipótesis de quienes lo lleven a cabo, obren en grupo de más de dos personas y el autor tenga un vínculo de parentesco con la víctima’’, obteniendo una sentencia en conjunto de 137 años con seis meses de prisión a dos secuestradores.

De acuerdo con la causa penal 83/2015, Elías Pérez Ortiz y Ricardo Casillas Orozco, planearon e instrumentaron la privación ilegal de la libertad del consanguíneo del primero en septiembre de 2014, secuestro que fue denunciado por la cónyuge del hoy occiso ante la Fiscalía para la Atención del Delito de Secuestro, conocida como Fuerza Antisecuestro (FAS), la que inició las indagatorias.

La denunciante declaró ante la fiscalía antisecuestros que el día 14 de ese mes, su esposo había sido secuestrado y cinco días después los agresores se comunicaron con ella para exigirle una considerable suma de dinero –no se especificó el monto- a cambio de dejarlo en libertad, sin embargo, esto no ocurrió, porque de acuerdo a lo establecido en la averiguación previa al resistirse la víctima fue asesinada.

Con la indagatoria de la FAS, la PGJDF consiguió que el juez 54 de lo penal del Reclusorio Oriente dictara una condena de 68 años y nueve meses de prisión para cada uno de los vinculados, teniendo en conjunto 137 años y seis meses, a la vez de pagar como reparación del daño 740,190 pesos de multa según la causa penal como responsables del delito de secuestro agravado.

En la mecánica de hechos de la indagatoria, consta que Elías Pérez llamó por teléfono a su hermano para que lo acompañara a realizar unas diligencias, lo que se concretó y cuando se dirigió a bordo de un vehículo a la calle 20 de Noviembre en la colonia La Habana, en Tláhuac, Ricardo Casillas Orozco, abordó el automotor y al reiniciar el trayecto lo golpearon hasta privarlo de la vida, lo que confesaron los ahora sentenciados.

[email protected]

mfh