Una balacera en Tumbiscatío, Michoacán, entre elementos del Ejército y delincuentes del grupo Los Caballeros Templarios, habría dejado cinco muertos, en medio de un hermetismo por parte de las autoridades estatales.

De acuerdo con reportes de habitantes de ese poblado, la balacera ocurrió la tarde del sábado, cuando elementos de la Fuerza Ciudadana y el mando federal realizaban tareas de patrullaje, y en una brecha se encontraron con un grupo de civiles armados, con quienes protagonizaron una balacera.

De acuerdo con los habitantes, tras el hecho, elementos de la Fuerza Ciudadana, Ejército, Marina y policías ministeriales destacados en Lázaro Cárdenas se concentraron en la glorieta de Arteaga, en el inicio de la carretera que comunica con Tumbiscatío, para subir a la serrana comunidad de Tumbiscatío, lugar que es conocido por ser el centro de operaciones, junto con Artegaga, del fugitivo líder templario, Servando Gómez Martínez.

A pesar de estos relatos, autoridades federales y estatales no ofrecieron detalles sobre dicho enfrentamiento.

Los hechos ocurren a 10 días de que el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, anunciara la salida de Alfredo Castillo Cervantes como comisionado para la Seguridad de Michoacán, para en su lugar dejar el mando de la coordinación federal de la seguridad en manos del general Felipe Gurrola.

[email protected]