La noche del miércoles fueron encontrados restos humanos de entre 19 o 20 personas en dos fosas clandestinas de un predio del municipio de Tingüindín, en Michoacán.

El presidente municipal, Fernando Pulido Maciel, informó que las autoridades federales continúan ayer la búsqueda de más restos humanos en dicho predio.

Las diligencias son encabezadas por la Subprocuraduría de Justicia, con sede en Zamora, apoyada en fuerzas federales que resguardan la zona y aún trabajan en el lugar. Hasta el momento se desconoce el número exacto de personas que aparentemente fueron sepultadas en el lugar.

Las dos fosas fueron localizadas luego de las declaraciones de siete presuntos integrantes del crimen organizado detenidos durante un operativo federal.

El terreno se ubica en una zona conocida como Huertas del Moral, en los límites de Tingüindín y el Municipio Los Reyes.

Cabe recordar que hace unos días los grupos de autodefensa ingresaron al municipio de Los Reyes, para tomar el control de la seguridad y combatir junto a las fuerzas federales, a los grupos criminales que operan ahí.

Mientras, por la mañana de este jueves en el poblado de Zacán, municipio de Los Reyes, fueron encontradas cuatro cabezas humanas a un costado de la iglesia.

De acuerdo con testimonios de los vecinos que encontraron las cabezas, correspondían a personas del sexo masculino, las cuales se encontraban en bolsas negras de plástico y costales de yute.

Los primeros reportes policiacos indican que tres de las personas decapitadas eran oriundos de la cabecera municipal de Los Reyes, mientras que la restante pertenecía a una comunidad del mismo municipio.

Tras esos hechos en Zacán no se han registrado detenciones ni se conoce la identidad de los fallecidos. El lunes pasado, en la comunidad de Antúnez, municipio de Parácuaro, fueron abandonadas las cabezas de dos hombres en bolsas de plástico.

Consignan al Ferrari

La Procuraduría General de la República consignó a Mario Ramón Cruz Martínez, presunto operador financiero de la organización criminal Los Caballeros Templarios, al Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) número tres con sede en Matamoros, Tamaulipas.

De acuerdo con las autoridades, Cruz Martínez era quien cobraba las cuotas a las empresas mineras que se localizan en la zona de Tierra Caliente, en el estado de Michoacán.

El Ferrari quedó a disposición de un juez federal para que inicie el procedimiento penal por su presunta responsabilidad de los delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Elementos de la PGR y de la Secretaría de la Defensa Nacional detuvieron a este presunto delincuente el pasado 4 de febrero en Lázaro Cárdenas, Michoacán, y cumplimentaron una orden de aprehensión girada por un juez federal.

[email protected]