Peritos de la PGR escanean el subsuelo del terreno que ocupaba la XXVII Zona Militar en el municipio de Atoyac de Álvarez, Guerrero, para localizar los restos óseos del líder social, Rosendo Radilla Pacheco, desaparecido en los años 70.

En un comunicado, la Procuraduría General de la República (PGR) precisó que esta acción se realiza para dar cumplimiento a la sentencia dictada por la Corte Interamericana de Derechos Humanos, emitida el 23 de noviembre del 2009.

Las diligencias se llevan a cabo con una prospección arqueológica y un escaneo del subsuelo con aparatos especializados para la localización de restos óseos, como georadar y resistivímetro.

En los trabajos, peritos de la PGR en materia de antropología forense, criminalística de campo, topografía y fotografía, cuentan con el apoyo de especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia. El objetivo es verificar si existen anomalías en otras partes de las afueras del terreno del cuartel, aledaño al campo de tiro, las cuales determinen puntos críticos a ser excavados en próximas fechas para la localización de los restos óseos.

La familia del agraviado, representantes legales y miembros de la Asociación de Familiares, Detenidos y Desaparecidos y Víctimas de Violaciones a los Derechos Humanos en México se encuentran presentes observando las diligencias realizadas. La PGR recordó que ya se practicaron dos diligencias en julio del 2008 y octubre del 2010, cuando se excavaron todos los puntos críticos que resultaron de la inspección ministerial. En la perforación se atendieron las zonas marcadas con alta, mediana y baja probabilidad. Las acciones se dieron como resultado de la averiguación previa originada por la denuncia presentada el 15 de noviembre del 2001.