Más de 4,000 soldados llegaron a Michoacán para reforzar la lucha contra los cárteles de las drogas que operan en la región.

El personal llegó a la XXI Zona Militar con sede en Morelia a bordo de 170 camiones, pequeñas tanquetas y vehículos de combate tipo Hummer y Humvee.

Los soldados permanecen a la espera de recibir órdenes de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) para iniciar una nueva ofensiva contra Los Caballeros Templarios y La Familia Michoacana.

El arribo de los efectivos inició el miércoles y ayer comenzó el despliegue hacia las zonas más álgidas de la entidad.

Hace cuatro semanas, el comandante de la XXI Zona Militar, Juan Ernesto Bernal Reyes, había anunciado el reforzamiento de la lucha antinarco en la entidad.

En esa ocasión declaró que la zona a la que se daría prioridad sería la del oriente, que comprende municipios como Zitácuaro, Tiquicheo y otros.

Tan sólo en enero se registraron un total de 10 enfrentamientos en municipios como Susupuato, Carácuaro, Huetamo, Jungapeo, Aguililla y Numarán.

De acuerdo con fuentes castrenses, el operativo estaría dirigido principalmente a los tres líderes de Los Caballeros Templarios, identificados en orden de importancia como Dionisio Loya Plancarte, alias El Tío; Servando Gómez Martínez La Tuta, y Enrique Plancarte Solís La Chiva.

Este grupo nació en marzo pasado como una escisión de La Familia, tras la muerte de su máximo líder Nazario Moreno González, alias El Chayo, en un combate con las fuerzas de seguridad en diciembre del 2010, aunque su cadáver nunca fue encontrado.

[email protected]