La Cámara de Diputados abrirá el debate para concretar reformas legales que tipifiquen el feminicidio como delito grave, informó Teresa del Carmen Incháustegui Romero.

Para nosotros es una prioridad por la falta de claridad sobre cuáles son los delitos en donde el género y la discriminación es un factor detonante. Es de la mayor importancia clarificar las competencias y la responsabilidad de las autoridades , dijo la Presidenta de la Comisión Especial para Conocer y dar Seguimiento Puntual y Exhaustivo a los Feminicidios Registrados en México de la Cámara Baja.

Durante una reunión de la comisión con Rocío García Gaytán, presidenta del Instituto Nacional de la Mujeres (Inmujeres), para abordar las recomendaciones de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por el caso Campo Algodonero, Incháustegui Romero anunció que se solicitará al gobierno federal indemnizar de inmediato a los familiares de las víctimas de aquella tragedia.

El caso referido ocurrió en noviembre del 2001, cuando los cuerpos de Esmeralda Herrera Monreal, Laura Berenice Ramos Monárrez y Claudia Ivette González fueron descubiertos en un campo algodonero en Ciudad Juárez, Chihuahua, junto con los cadáveres de otras cinco mujeres, la mayoría menores de 18 años. En diciembre del 2009, la CIDH concluyó que sobre dicho caso el Estado mexicano cometió violaciones a los derechos humanos.

García Gaytán comentó que la sentencia del citado caso plantea el reto de rediseñar las instituciones a partir de colocar a las mujeres en el centro de las políticas públicas y de los intereses supremos del Estado.

Y coincidió sobre la conveniencia de tipificar el feminicidio como delito.

[email protected]