Frente a su homóloga estadounidense, el secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, pronosticó que a finales de este año México tendrá cifras que muestren una disminución de la violencia provocada por el crimen organizado.

Durante un diálogo que sostuvo con Janet Napolitano, secretaria de Seguridad Interna de Estados Unidos, el titular de Gobernación explicó que ya existe una baja en la violencia, que se comenzará a notar pronto, mientras que a finales del 2010 se podrán mantener las cifras por la actuación de las instituciones.

En el marco de su gira de trabajo en Washington, Estados Unidos, reconoció que al país le ha tocado encarar el costo que no se cubrió en el pasado, pues durante muchos años, las instituciones de seguridad no fueron debidamente atendidas por la clase política.

Pero tal costo vale la pena, no tengo ninguna duda al respecto , aseveró.

No hay lugar para el fracaso

Por su parte, Napolitano dijo que en materia de seguridad fronteriza, el fracaso no tiene lugar, aunque destacó que no es un maratón erradicar la problemática.

Dijo que las autoridades estadounidenses tienen interés en la reducción de la demanda de drogas, pues es un factor que desencadena la compra de armamento y la remuneración económica ilícita.

Hay cierta responsabilidad ahí, pero tener un México seguro y a salvo, un socio seguro, un socio geográfico seguro es importante para EU, desde cualquier cantidad de perspectivas, la de seguridad, justicia y comercio , detalló.

Argumentó que en la frontera se han puesto equipos caninos que detectan las armas y sólo con la procuración de justicia se podrá evitar que el armamento se convierta en una posesión ilegal.

Por su parte, Gómez Mont mencionó que hay coordinación binacional para conseguir información sobre las armas que pasan a México, varias de ellas adquiridas por el crimen organizado.

Napolitano también se pronunció en contra de la ley antiimigrante porque perjudica la procuración de justicia.

trosas@eleconomista.com.mx