Para prevenir un nuevo ataque, agentes estatales resguardan 10 almacenes con los que cuenta la empresa Sabritas en Michoacán, informó el secretario de Seguridad Pública estatal, Elías Álvarez.

Las bodegas de la trasnacional establecidas en la entidad se ubican en los municipios de Zamora, Zitácuaro, Los Reyes, Álvaro Obregón, Hidalgo, Sahuayo y Morelia, además de las siniestradas en Uruapan, Apatzingán y Lázaro Cárdenas.

El funcionario afirmó que los incendios registrados el pasado fin de semana están siendo investigados por la Procuraduría General de la República (PGR) con la cual existe plena coordinación.

Además destacó que también se mantiene comunicación con autoridades de Guanajuato, con quienes se investiga la posible vinculación entre los ataques registrados en Celaya y Salamanca y los tres de Michoacán.

Por otra parte, el vicepresidente de Asuntos Corporativos de Sabritas-PepsiCo, Francisco Merino, aseguró que nunca fueron sujetos de extorsión por parte del crimen organizado, tras los ataques que afectaron cinco de sus centros de distribución tanto en Michoacán, como en Guanajuato.

Estamos enfocados en nuestro negocio que es el de los alimentos, el de las botanas , respondió el ejecutivo durante una entrevista radiofónica a pregunta expresa sobre si se realizaron traslados de policías o militares a petición del Ejército o del gobierno en vehículos de la empresa.

La empresa -explicó- denunció y notificó a las autoridades correspondientes.

politica@eleconomista.com.mx