Por no comprobar la legalidad de un arsenal compuesto de 36 armas largas y cortas, cartuchos útiles y además llevar una bolsa de marihuana, 25 elementos de la policía municipal de Acapulco, Guerrero, fueron detenidos por infantes de Marina, adscritos a la Secretaría de Marina Armada de México (Semar) en el puerto.

El aseguramiento de tal número de elementos se desarrolló después de que en un retén de la Semar, ubicado en la caseta de Metlapil, cercano al Boulevard de las Naciones y Autopista del Sol, fueron sorprendidos algunos patrulleros con fusiles AR-15, HK-G36, dos fusiles Beretta y una escopeta calibre .12mm.

Lo que llevó, tras un interrogatorio, a que algunos de ellos expresaran que otros compañeros se dedicaban a acciones ilícitas y a la búsqueda, localización y captura de otros patrulleros a quienes se les solicitó el permiso de portación de arma, que no pudieron probar, dado que son calibres no permitidos sin autorización de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Todo esto dio como resultado la detención de 25 elementos de la policía municipal de Acapulco, donde se han perpetrado varios enfrentamientos y ejecuciones.