Ciudad Juárez ,cada uno de los 2,500 agentes de policía en esta ciudad fronteriza mexicana ha recibido la orden de salir de sus casas y alojarse en un hotel, luego de la muerte de cinco agentes a manos de un cártel de droga local.

La banda amenazó hace una semana con matar a un policía diario a menos de que el jefe de la policía local, Julián Leyzaola, renunciara.

El alcalde Héctor Murguía Juárez anunció el miércoles que los ataques que se realizaron desde que se supo de la advertencia, son una respuesta al endurecimiento de la acción policial contra los cárteles de la droga en la ciudad.

El alcalde indicó que de ninguna manera Leyzaola va a renunciar. Expuso que la mayoría de los oficiales está enojada por los ataques , pero está profundamente comprometida con la lucha contra la delincuencia.

El portavoz de la policía, Adrián Sánchez, comentó que se les ordenó a los oficiales permanecer lejos de sus casas tras la balacera del lunes entre asaltantes y policías. Ese ataque y otros antes de ese ocurrieron cuando los agentes iban hacia o venían de sus casas.

Una mujer policía que se mudó a un hotel en el centro de Juárez comentó que los agentes se sienten más como soldados encuartelados que policías . Sin embargo, expuso: Yo no quiero que mi familia se convierta en un daño colateral en caso de que yo sea un objetivo .

La oficial, una madre soltera con dos hijos, accedió a hablar del asunto si no se citaba su nombre, ya que estaba violando las reglas del departamento de policía que le prohibía hablar con periodistas.