La Secretaría de Seguridad Pública (SSP) federal dio a conocer ayer la primera investigación de la División Científica de la Policía Federal, que encontró el cuerpo de un empresario secuestrado en junio.

El cuerpo fue encontrado en un tambo con 200 litros de cemento, técnica que, según la dependencia, era utilizada por organizaciones criminales en los años 80 y 90. La SSP aún no captura al ejecutor.

La dependencia informó que tras la denuncia de desaparición, la División Científica, utilizando técnicas especiales, identificó el cuerpo. Se trata de un hombre de 33 años, visto el 20 de junio en un bar de Polanco, en compañía de amigos; horas después, se trasladó con un acompañante a una taquería en las Lomas de Chapultepec.

La madrugada del 21 de junio, se trasladó al domicilio de su acompañante en Cuajimalpa; después de unas horas, presuntamente salió del lugar por la mañana y abordó un taxi y ya no fue visto.

Sus familiares levantaron la denuncia ante las autoridades de la Procuraduría de Justicia del Distrito Federal y solicitaron el apoyo de la Policía Federal ante la posible comisión de un secuestro.

La dependencia federal recabó testimonios que llevaron al domicilio de Cuajimalpa y tras varias pesquisas e interrogatorios a los amigos con los que había salido a divertirse la noche previa a su desaparición, localizaron el cuerpo en un tambo; sin embargo, no ha sido detenido el presunto responsable y no se dieron a conocer los nombres tanto de la víctima como del posible victimario.