El presidente Felipe Calderón llamó a romper el círculo vicioso de la impunidad y la criminalidad, y afirmó que 'a lo largo de décadas' se generaron en México esos espacios que los delincuentes aprovechan para lastimar masivamente a los ciudadanos.

El mandatario recordó que en días recientes se reunió con personas que no sólo son víctimas de la delincuencia, sino también de la impunidad 'y peor aún, y por tristeza, víctimas de la indiferencia de algunas autoridades'.

En la inauguración del Laboratorio Central de Servicios Periciales de la Procuraduría General de la República (PGR) subrayó que es deber de la autoridad perseguir los delitos y si ésta renuncia o claudica ante los delincuentes 'yo me pregunto: *Para qué sirve la autoridad?'.

Acompañado por la titular de la PGR, Marisela Morales, y de siete secretarios de Estado, destacó la importancia actual de los servicios periciales, pues recordó que 'en nuestro antiguo régimen' la procuración de justicia y la investigación obedecían a parámetros distintos, toda vez que se basaban en el interrogatorio y la declaración del inculpado 'en condiciones poco conocidas'.

Expuso que ahora la prueba de que alguien comete, por ejemplo un homicidio, debe ser ûentre otras cosas- el arma, las muestras de cabello, de sudor o de restos encontrados en la víctima, lo que se puede determinar en laboratorios como el inaugurado este viernes.

El titular del Ejecutivo insistió en que para romper el círculo vicioso de la impunidad y la criminalidad se tienen que escalar a toda costa las capacidades tecnológicas, humanas y científicas de las dependencias vinculadas a la seguridad pública y en todos los órdenes de gobierno, es decir Federal, estatales y municipales.

Subrayó que con esas instalaciones se está dando un paso medular hacia el gran objetivo de un México con seguridad, legalidad y justicia, e hizo ver que constantemente la ciencia ofrece nuevas herramientas para investigar los crímenes 'y México no puede mantenerse al margen'.

'Mi tesis es que la tecnología y la ciencia van a ser los factores determinantes que nos hagan ganar a los mexicanos esa batalla por la seguridad pública y por la justicia', puntualizó Calderón, quien dejó claro que 'ni de lejos' quiere que los métodos actuales de investigación se aproximen a los de hace muchos años.

Quiero, dijo, que los instrumentos sean la ciencia, el ADN, la balística, la caligrafía, la fonética y otros que permitan descubrir la verdad ante un juez, esperando que éste imparta justicia.

Hizo ver que en varios de los homicidios más sentidos en el país, como el de Juan Francisco Sicilia, hijo del poeta Javier Sicilia, se identificó al responsable por las huellas dactilares dejadas en el vehículo, y lo mismo ocurrió en el asesinato del exgobernador de Colima, Silverio Cavazos.

Recalcó que el laboratorio de balística permitirá el análisis certero de casquillos, balas y armamento, y señaló que, por ejemplo, en uno de los casos se encontró a un muchacho asesinado en una calle y un casquillo, que se examinó, y se supo que corresponde a ese homicidio.

Felipe Calderón relató que ese casquillo que encontraron un día en una calle, 'por ejemplo de Tijuana', mediante pruebas de laboratorio se determina que corresponde a un arma también encontrada.

'Es una evidencia que yo pido a los jueces que consideren, que no obvien, que no nulifiquen, porque me uno a la exigencia de fin de la impunidad de toda la sociedad', externó.

Reiteró que hoy, con instalaciones de ese tipo, se podrán levantar las evidencias de los muchos crímenes que se cometen en el país, para dar con la huella balística del arma utilizada en los hechos, así como de la persona que tenga en su posesión tales objetos.