Un pacto entre el gobierno y las organizaciones criminales solamente haría florecer la impunidad, no garantizaría el fin de la violencia, y otorgaría licencia a narcotraficantes, secuestradores, extorsionadores y traficantes de personas, afirmó el secretario técnico del Consejo de Seguridad Nacional, Alejandro Poiré.

El funcionario federal publicó en su blog un artículo en el que manifiesta su punto de vista contra aquellas voces que sugieren pactar o negociar con las organizaciones criminales y no confrontarlas como lo ha hecho la administración del presidente Felipe Calderón Hinojosa.

De esta manera hace frente a lo que considera el cuarto mito de la lucha contra el cruimen organizado y señala que los mexicanos hemos sido testigos de las graves consecuencias que tienen soluciones falsas como pactar o evadir el confrontar al crimen .

Lo anterior lo sustenta en que durante mucho tiempo, la inacción y tolerancia al crimen permitieron su crecimiento, y que incurrieran en delitos como el secuestro, la extorsión y el robo .

También considera que esta expansión de la delincuencia provocó el debilitamiento de nuestras instituciones, que se acentuaba con cada paso que daban las organizaciones delictivas para fortalecerse ante la ignorancia, impotencia o incluso complicidad de algunas autoridades .

Por ello, advirtió que nadie que haya sido víctima de alguno de estos delitos indecibles, estaría dispuesto a pactar con su agresor.

adie que reconozca los retos que hoy vivimos en materia de seguridad, precisamente derivados de ese pasado, apoyaría a la idea de la negociación criminal en búsqueda de una tranquilidad que simplemente sería ilusoria .

El funcionario federal hace una remembranza de cómo en Italia, algunas autoridades pactaron con la mafia; sin embargo, eso no frenó la ambición de los criminales y poco después tenía influencia real en temas como el arte, la religión, la educación y los espacios recreativos.

RDS