La Procuraduría General de la República (PGR) no investiga a Francisco Barreto García a El Contador o El Paco por el caso Cabañas, sino por ilícitos de delincuencia organizada, contra la salud y violación a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos, y en cuanto concluya su declaración ministerial sobre esos hechos se decidirá su situación jurídica.

Ricardo Nájera, vocero de la institución, comentó primero nosotros y después será turno de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), la cual tiene la averiguación del atentado que sufrió Salvador Cabañas, futbolista paraguayo del América en enero pasado.

En ese sentido, El Contador es principal testigo de la agresión con arma de fuego que hizo al futbolista el aún prófugo de la justicia José Jorge Balderas Garza El JJ, supuesto operador de Edgar Váldez Villarreal La Barbie, quien está en guerra contra su expatrón Héctor Beltrán Leyva, capo del Cártel de Sinaloa. Francisco Barreto García y los narcomenudistas que trabajan para él en municipios de Tlalnepantla y Tultitlán, Estado de México: Irma Flores Ramírez y Neri Yonari Hernández Anaya, respectivamente, se encuentran actualmente declarando en la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO).

Lo que puede determinar hoy la SIEDO es recurrir a la duplicidad del término para mantener su retención o, en su caso, solicitar a un juez un arraigo de 40 días para establecer nexos de los detenidos con los grupos de traficantes de El JJ y La Barbie.

[email protected]