La duplicación del arraigo al que está sometido el general en retiro y exsubsecretario de la Defensa Nacional (Sedena), Tomás Ángeles Dauahare, para investigar presuntos nexos con el narcotráfico, no se sustenta en una supuesta denuncia anónima de que ordenaba consumir a los cadetes del Colegio Militar drogas, sino por otros testigos protegidos y las diligencias desarrolladas, aseguró ayer Marisela Morales Ibáñez.

La titular de la Procuraduría General de la República (PGR) comentó que las declaraciones del General en retiro de que fue por una llamada en ese sentido, que fue arraigado por otros 40 días, no es la correcta, esa llamada no está corroborada .

No es por esa llamada en que se sustentó la ampliación del arraigo; es en varias solicitudes de información que se encuentran pendientes por recibir en la indagatoria en la que se están acumulando las pruebas y no, no tiene nada que ver esta llamada anónima .

Agregó que, cuando ocurre esto, son cientos de ellas, se tienen que verificar y si no se encuentran indicios se cierra y ni siquiera llega a ser una averiguación previa, y en particular no resultó positiva, evidentemente, no forma parte de la investigación por lo que se encuentra actualmente bajo la medida cautelar .

Existen, abundó, otros testigos y testimonios de varias diligencias que están ahí y que son las que el juez valoró precisamente para ampliar el arraigo, porque ésa es una determinación de un impartidor de justicia federal resolver a petición del agente del Ministerio Público y entonces así es como lo consideró también el juez .

En relación con el exhorto que hiciera como Presidenta de la Conferencia Nacional de Procuradores Generales de Justicia al Congreso de la Unión, para que en un periodo extraordinario de sesiones discuta y apruebe el Código Penal, expuso que platicó con algunos legisladores y parece que sí hay posibilidad, pero todavía no hay fecha .

[email protected]