La Procuraduría General de la República (PGR) está a la espera de que el gobernador del estado de Morelos, Graco Ramírez, oficialice la petición para asumir la investigación sobre el enfrentamiento entre elementos preventivos y tres escoltas del procurador Rodrigo Dorantes para determinar si fue atentado o hubo colisión de intereses .

Fuentes de la PGR comentaron a El Economista que no es lo mismo declarar públicamente que se endosará al Agente del Ministerio Público de la Federación una indagatoria que se encuentra en curso, sin que se cumplan los protocolos en los que se debe incluir la declinación de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Morelos para ser valorada, si es factible o no.

Sin embargo, explicaron que personal de la delegación de la PGR en aquella entidad se encuentra en lo posible coadyuvando en las indagatorias, debido a que se utilizaron diversas armas de grueso calibre y están involucrados servidores públicos estatales, empero, el delito de homicidio corresponde a la entidad, debido a que fallecieron tres escoltas y un civil.

El gobernador de Morelos, Graco Ramírez, sostiene que el ataque de los policías preventivos contra las escoltas del Procurador fue un ataque directo y lo ha calificado como atentado o colisión de intereses, mientras que la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) del estado indicó que fueron los escoltas quienes abrieron fuego primero y sólo se respondió la agresión.

Ante estas inconsistencias es que Graco Ramírez solicitó a la PGR hacerse cargo de la investigación para que exista transparencia e imparcialidad de qué fue lo que ocurrió la madrugada del sábado pasado en la carretera México-Acapulco, cuando fue baleada la camioneta de los escoltas y el fiscal Rodrigo Dorantes.

Por estos hechos fueron detenidos 10 elementos de la SSP, los cuales ingresaron al Centro de Readaptación Social de Morelos, donde un juez penal determinará si les otorga la libertad bajo fianza, caución o reservas de ley, hasta que concluya la investigación.

[email protected]