La decisión del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, de reforzar la frontera con México con elementos de la Guardia Nacional es completamente legal y en uso de sus facultades soberanas, afirmó Manlio Fabio Beltrones Rivera, coordinador del grupo parlamentario del PRI.

Por su parte, el senador Rubén Camarillo, integrante de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara Alta y vicecoordinador de la bancada del PAN en Asuntos Internacionales y Política Exterior, dijo que la medida es buena, siempre y cuando sea para detener el flujo de armas y recursos de procedencia ilícita a México, y no para afectar a los inmigrantes mexicanos que van a ese país en busca de empleo.

Las autoridades mexicanas, abundó, durante mucho tiempo ha estado requiriendo de las autoridades estadounidenses un refuerzo de la frontera, pero no con el objetivo de afectar la inmigración, de detener a los migrantes mexicanos, pues no representan ningún riesgo para la seguridad de EU, sino para frenar la delincuencia organizada.

Estamos convencidos de que el fenómeno de la delincuencia organizada sigue creciendo en nuestro país, porque EU no está haciendo la parte que le corresponde .

rramos@eleconomista.com.mx