Seis personas, entre ellas dos mujeres, fueron asesinadas el miércoles en una clínica para adictos en Ciudad Juárez, Chihuahua, en la segunda matanza en un centro de ese tipo en menos de una semana, informó la Secretaría de Seguridad Pública.

Al llegar la policía al Centro de Rehabilitación Clínica Integral encontraron los cuerpos de cuatro hombres y dos mujeres que salían de tomar tratamiento y medicinas quedaron dispersos a las afueras del local , informó un portavoz de Seguridad Pública Municipal.

Otro comando armado de unos 30 sicarios irrumpió el jueves pasado en un centro de rehabilitación de adictos en la ciudad de Chihua­hua, asesinó a 19 personas e hirió a otras cuatro, indicó el viernes la Policía Federal.

Casi 200 personas fueron asesinadas en menos de una semana en México en la más fuerte oleada de violencia desde que en el 2006 asumió la Presidencia Felipe Calderón, quien el martes atribuyó la escalada a pugnas entre cárteles.

Imposible crear un búnker

Por su parte, el secretario de Salud, José Ángel Córdova Villalobos, indicó que algunos centros de rehabilitación de adicciones en Ciudad Juárez han cerrado ante la presión de narcotraficantes que pretenden comercializar la droga ahí.

Entrevistado en la inauguración del Foro Académico Hacia un Modelo Integral para la Prevención y Atención de las Adicciones, expuso que es imposible crear búnkers para proteger esos sitios o adivinar qué jóvenes que piden ayuda son en realidad vendedores de drogas.

Dijo que no se puede negar la atención a quienes recurren a esos lugares para dejar las adicciones y tampoco tolerar a criminales que amenazan a los directores para que permitan el abasto y venta de enervantes porque si no, te matan o le hacen algo al mismo centro .