La Procuraduría General de Justicia del Estado de Nuevo León (PGJENL) ha recuperado hasta el momento 14 cuerpos que fueron lanzados a un pozo en la noria del municipio de Mina, de los integrantes del grupo musical Kombo Kolombia, de los cuales nueve de ellos están totalmente identificados, con lo que hasta ayer sumarían 85 asesinatos en lo que va del mes de enero del 2013 en esa entidad.

Jorge Domene Zambrano, vocero de Seguridad del estado, manifestó que los trabajos de búsqueda en el pozo mencionado continúan y faltarían por recuperar otros tres cuerpos más, que con el sobreviviente sumarían en total 17 integrantes del grupo sudamericano, que fueron levantados la madrugada del viernes pasado por un grupo de sicarios.

Sobre el móvil, se adelantó que se trató de un ataque directo y que el grupo de secuestradores, compuesto por 10 personas armadas, después de privarlos de su libertad los interrogó sobre su pertenencia a algún grupo delictivo, por lo tanto, la Procuraduría continúa con la indagatoria para conocer el fondo por si hay algo más detrás de los hechos.

Los resultados preliminares de la necropsia aplicada por el Servicio Médico Forense a los 14 cadáveres han arrojado la identificación de nueve de ellos, faltan por cotejar la identidad de cinco cadáveres más, los cuales muestran huellas de tortura y disparos de arma de fuego de grueso calibre.

Los identificados son: José Antonio Villarreal, corista; Heiner Iván Cuéllar Pérez, tecladista; José Baudelio Santos López, saxofonista; Javier Flores Valerio, Edgar Dimas Montes, Saúl Reynoso Sáenz, Reyes Alejandro Mendoza Rodríguez, Mario Alberto Beltrán Ortega y Víctor Ángel Santamaría Cruz, de este último aún no se tiene certeza total.

Tanto la PGJENL como el vocero Domene Zambrano solicitaron comprensión sobre los otros cinco cuerpos que fueron rescatados de la noria del rancho Las Estacas, localizado a la altura del kilómetro 92 de la carretera Monterrey-Monclova, debido a que se están realizando las pruebas periciales.

rtorres@eleconomista.com.mx