Narcotraficantes y sicarios mexicanos viven en el lado estadounidense de la frontera y cruzan regularmente para realizar sus actividades ilegales, reconoció un comandante policial de la ciudad de El Paso, en una audiencia en el Congreso.

"Sabemos que tenemos miembros de cárteles, sabemos que tenemos sicarios viviendo en el lado estadounidense de la frontera. Típicamente lo que hacen es que llevan a cabo sus negocios (en México) y luego vuelven a cruzar", explicó el comandante Gomecindo Lopez, de la Unidad de Operaciones Especiales de la policía de El Paso.

Lopez intervino junto a sheriffs de la frontera y responsables del Departamento de Seguridad Interna en una audiencia sobre cómo mejorar la cooperación entre fuerzas locales y federales en la frontera sur en una comisión de la Cámara de Representantes.

Lopez reconoció que una situación de violencia como la que se vive a diario en la vecina Ciudad Juárez podría desbordar a El Paso, situada justo al otro lado de la frontera.

"íPuede suceder? Absolutamente. Por eso creo que la cooperación, especialmente en lo que respecta a la inteligencia, entre (la policía) federal y local es crucial. Mientras cooperemos creo que estaremos bien", dijo Lopez.

Las estadísticas de crímenes a ambos lados de la frontera son sin embargo abismalmente diferentes.

Ciudad Juárez, con 1.3 millones de habitantes, sufrió unos 3.100 homicidios en 2010, mientras que El Paso, con 2.3 millones de habitantes incluyendo la periferia, sufrió 5 homicidios, explicó Lopez.

Lopez aseguró que la policía local en El Paso sólo constató recientemente dos casos de violencia en la ciudad directamente relacionados con la violencia en México, y ambos casos fueron resueltos y los culpables encarcelados con la colaboración del FBI.

Un informe interno del Departamento de Justicia estadounidense citado recientemente por la prensa mexicana advertía del riesgo de que que los integrantes de los cárteles estén cruzando la frontera precisamente para vivir en paz en las ciudades estadounidenses.

Fuentes de prensa del Departamento de Justicia aseguraron a la AFP que desconocen ese informe.

El Paso ha sido durante 12 años consecutivos una de las tres urbes consideradas más seguras en Estados Unidos.

DOCH