La muerte del José Manuel Torres Félix, el Ondeado y/o el M-1 , debilita de manera contundente la red logística, operativa y de enlace del Cártel del Pacífico, pues él coordinaba acciones criminales en la zona de influencia de esa organización.

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) dio a conocer que durante el enfrentamiento en el que perdió la vida el presunto delincuente se aseguraron diversas cantidades de droga, armas y dinero, tanto en moneda nacional como en dólares americanos.

Destacó que el M-1 era considerado operador del Cártel del Pacífico y lugarteniente de Ismael Zambada García, alias el Mayo Zambada y su cuerpo, así como lo asegurado fueron puestos a disposición de las autoridades correspondientes.

Durante las acciones de los días 11 y 12 de octubre en los municipios de Cosalá y Culiacán, en el estado de Sinaloa, fueron capturados los supuestos escoltas del M-1 , y abatido su presunto jefe.

En esas acciones se aseguraron 40 kilogramos de cristal, 30 gramos de cocaína, cuatro armas cortas, cuatro armas largas, cuatro aditamentos lanzagranadas, cinco granadas, 14 cargadores para diferentes armas, 1,441 cartuchos de diversos calibres, 9,485 dólares americanos y 31,550 pesos, entre otros artículos.

La Sedena señaló que el gobierno federal continuará combatiendo enérgicamente al crimen organizado de manera irrestricta con acciones de esta naturaleza, para brindar seguridad, estabilidad y confianza a los mexicanos.

mac