Tras la muerte de Heriberto Lazcano, el nuevo jefe del cártel de Los Zetas, Miguel Angel Treviño "Z-40", tendrá que consolidar su liderazgo mientras enfrenta el embate contra sus territorios de su rival de Sinaloa, Joaquín "El Chapo" Guzmán.

" El Chapo es el principal ganador tras este evento porque su objetivo es tomar el control de Nuevo Laredo, la casa de 'Z-40', con la ayuda del cártel del Golfo", declaró a la AFP George Grayson, coautor del libro sobre Los Zetas 'The Executioner's Men'.

Lazcano, alias "El Lazca", líder y fundador del cártel de Los Zetas, fue abatido por militares el domingo en Progreso, Coahuila y su cadáver robado por hombres fuertemente armados de una funeraria junto al de otro sicario muerto en el mismo enfrentamiento.

Treviño, un expolicía de 40 años, es considerado sucesor natural de Lazcano al frente de Los Zetas, organización creada por exmilitares caracterizada por sus crímenes brutales, según dijo el portavoz de la Marina Armada de México.

Para la consultora estadounidense Stratfor, Z-40 había asumido el liderazgo de Los Zetas junto a Lazcano.

"Básicamente, reporteamos desde agosto que Treviño ya era jefe de los Zetas", señaló Scott Stewart, analista de Stratfor a la AFP.

Ahora jefe único de Los Zetas, Treviño tendrá como principal desafío enfrentar la ofensiva de "El Chapo" Guzmán, el líder del cártel de Sinaloa, de 47 años, que escapó en 2001 de una cárcel de alta seguridad y considerado por la revista Forbes como el delincuente más rico del planeta.

"La muerte de Lazcano podría producir una escalada de violencia en los territorios controlados por los Zetas", señala el experto de Stratfor.

Guzmán lanzó una ofensiva en los últimos meses contra Los Zetas utilizando como fuerza de choque a organizaciones criminales más pequeñas como el cartel de Jalisco Nueva Generación y los restos del Cartel del Golfo.

Esta disputa se ha centrado en torno a Nuevo Laredo, una ciudad fronteriza por donde cruza el 40% de las mercancías mexicanas exportadas por vía terrestre a Estados Unidos y las que son enviadas a Monterrey.

Nuevo Laredo se conecta con una autopista de Estados Unidos (la Interestatal 35) considerada por años una de las mayores vías de ingreso de cocaína hacia las grandes ciudades del este estadounidense.

"El Chapo ha enviado la Nueva Generación, sus tropas de choque de Guadalajara, para fortalecer al cártel del Golfo", señala Grayson.

En esta disputa, "El Chapo" ha logrado unificar a seis de los siete cárteles mexicanos para contener a Los Zetas, según dijo hace un tiempo Rodney Benson, jefe de inteligencia de la Agencia Antidrogas Estadounidense (DEA), ante el congreso de su país.

"Hay una especie de polarización. Vemos dos bloques importantes y esos cárteles u organizaciones están d ivididos del lado del cártel de Sinaloa y los otros con Los Zetas. Los grupos se asocian a uno de esos dos", señaló Stewart.

mac