El comandante del Grupo de Delitos Diversos de la Policía Judicial del Estado, Tomás Sánchez May, murió víctima de seis impactos en un enfrentamiento con sicarios, informó el procurador General de Justicia del Estado, Francisco Alor Quezada.

El funcionario explicó que mediante un informante recibieron el aviso de que habían 'levantado' a alguien o pretendían cobrar un rescate, por lo que Sánchez May acudió en compañía del agente Adolfo Uc Matus.

Los individuos estaban repartidos en dos vehículos ubicados cerca de la Gran Plaza de la avenida Nichupté; en uno de ellos, una Toyota, estarían los presuntos encargados de cobrar y en otra unidad se encontraban cinco sujetos que los custodiaban.

Al percatarse de la presencia de los judiciales, los sicarios se bajaron del vehículo y abrieron fuego con sus AR-15, nueve milímetros y 45 milímetros en contra del comandante que se encontraba en el volante del vehículo oficial, sin poder accionar su arma.

Uc Matus logró disparar su arma 9 milímetros y el arma larga y consiguió herir en el estómago a uno de los delincuentes, quien huyó con sus cómplices; el agente fue herido levemente por los cristales que salieron volando con las ráfagas.

Al sitio acudieron elementos del Ejército, la Policía estatal y la Judicial Federal, quienes montaron un operativo en Cancún y Playa del Carmen.

/doch