Mi hijo no estaba armado, tenía la inquietud de diversión y tenía el permiso de sus padres para hacerlo. Pidió permiso para ir a celebrar el cumpleaños de un amigo. Desconozco cualquier móvil del asesinato de mi hijo , dijo la señora Aída Morán, madre del joven deportista, Jaime Humberto Romero Morán, asesinado junto con un amigo en Guadalajara, cuando salían del Lienzo Charro Zermeño donde celebraran un cumpleaños.

Oficialmente no sé nada, sus amigos sólo refieren que alrededor de la 1:15 salió del lugar dónde estaban y después no supieron más. Ignoro si hubo una discusión previa. Lo que no es posible es que permitamos que haya gente armada, a mi hijo le dispararon y eso es lo que no es posible , aseguró Aída Morán en diversas entrevistas radiofónicas.

El fiscal general de Jalisco, Rafael Castellano, dijo ayer que está confirmado –según testigos- que Jaime Humberto Romero Morán (de 22 años) participó en un altercado al interior del Lienzo Charro y luego al salir del lugar con su amigo, Raúl Trejo Santos (23 años), ambos fueron balaceados por los mismos hombres con los que discutieron.

"Las heridas las tienen en la caja toráxica, uno de ellos en el cráneo y se lo dieron por la espalda, desafortunadamente", dijo.

El Fiscal de Jalisco consideró que el joven deportista y su amigo eran muchachos sanos, y expresó su sentir por el hecho.

Rafael Castellanos precisó que fue alrededor de la 01:30 horas del pasado sábado cuando la Policía Municipal de Guadalajara recibió el reporte de detonaciones en las inmediaciones del Lienzo Charro, ubicado en la colonia Chapultepec Country, un sitio que ocasionalmente se utiliza para fiestas pues ya no se realizan otras actividades, pero cuando los uniformados llegaron al sitio, los muchachos ya estaban fallecidos, no tenían signos vitales".

mfh