Jesús Zambada García fue entregado en extradición al gobierno de Estados Unidos para enfrentar un proceso por actividades de narcotráfico.

Agentes federales lo trasladaron ayer en la tarde desde el penal de El Altiplano al aeropuerto de la Ciudad de México, donde fue aprehendido en octubre del 2008, para llevarlo a Nueva York.

El gobierno de la Unión Americana formalizó la petición de extradición contra Zambada, señalado como capo del Cártel de Sinaloa, en el 2009.

El detenido, hermano de Ismael Zambada, está acusado ante la Corte Federal del Distrito Sur de Nueva York de ocho cargos por importación de drogas y uno más por ser integrante de una empresa criminal.

En la acusación, el Gran Jurado establece que Jesús Zambada ocupaba un puesto de dirección y gestión en el Cártel de Sinaloa y contribuyó a la fabricación, importación y distribución de cocaína.

En el documento acusatorio también están señalados Ismael Zambada, Joaquín Guzmán Loera y Héctor Beltrán Leyva, así como Arturo Beltrán Leyva e Ignacio Coronel Villarreal, estos últimos, abatidos por las autoridades después de la fecha de la acusación.

Zambada García estaba incluido en la lista negra del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, así, desde el 6 de marzo, la Oficina de Control de Bienes de Extranjeros prohibió a los ciudadanos estadounidense realizar transacciones financieras o comerciales con él.

La prohibición, que se establece en el marco de la Ley de Designación de Cabecillas Extranjeras del Narcotráfico, conocida como Ley Kingpin, incluyó a las empresas Zarka de Occidente y Zarka de México, ambas en Culiacán, Sinaloa.

Jesús Reynaldo Zambada García controlaba una ruta de tráfico de narcóticos a través del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, en nombre de su hermano, y principal líder Cártel de Sinaloa, Ismael Zambada García", señaló en su boletín el Departamento del Tesoro.

Actualmente, Vicente Zambada Niebla, hijo de Ismael Zambada, está siendo juzgado por la Corte Federal del Distrito Norte de Illinois en Chicago.

RDS