Un alcalde y un regidor del estado mexicano de Oaxaca (sur) murieron la noche del sábado durante un enfrentamiento con opositores a la explotación de una mina en el que también resultaron heridos un sacerdote y otras dos personas, informó este domingo la procuraduría estatal.

" Se confirma la muerte del presidente municipal y de un regidor, así como tres personas lesionadas y 10 detenidas", declaró en rueda de prensa la procuradora (fiscal) de Justicia de Oaxaca, María de la Luz Candelaria.

Las víctimas mortales son Oscar Venancio Rivera, alcalde de San José del Progreso (centro de Oaxaca, unos 7.000 habitantes), y el titular del departamento de Salud, Misael Hernández.

De acuerdo con la fiscal, los dos funcionarios fueron emboscados por un grupo de habitantes del municipio que intentaban cerrar el acceso a una mina de oro y plata de la empresa Cuzcatlán, de capital mexicano-canadiense, porque consideran que puede afectar al ecosistema de la zona.

Un agente de la policía estatal dijo a la AFP que los agresores utilizaron armas de fuego "y también machetes palos y piedras".

Otras versiones periodísticas dijeron que los funcionarios murieron en un enfrentamiento cuando trataban, con otras personas, de bloquear el paso de los opositores a la mina.

La fiscal informó que Martín Octavio García, párroco de San José del Progreso, fue golpeado y detenido en la riña si bien la arquidiócesis de Oaxaca denunció que el sacerdote no participó de la misma y que fue detenido ilegalmente.

García "regresaba de celebrar una misa en una comunidad cercana cuando un grupo de personas le marcaron el alto y lo bajaron de la camioneta. Y tras golpearlo lo mantuvieron retenido ilegalmente durante más de ocho horas y este domingo lo entregaron a la policía", aseguró el presidente de la Comisión de Justicia y Paz de la arquidiócesis, Wilfrido Mayrén Peláez.

apr