Monterrey.- Al menos tres policías murieron en dos ataques a patrullas en la zona conurbana de Monterrey, blanco en la última semana de una serie de atentados contra comercios y sedes policiales atribuidos al narcotráfico, informaron autoridades.

Los dos ataques ocurrieron en Guadalupe, dentro del área metropolitana de Monterrey, relató a la prensa Jorge Domene, portavoz en temas de seguridad del estado de Nuevo León.

Desde el jueves Monterrey y otros municipios de Nuevo León son escenario de ataques a sedes policiales y 11 comercios, incluidos supermercados y la sede de una agencia de automóviles, en los que murieron un policía y un transeúnte y al menos cinco personas resultaron heridas.

El domingo otro policía de tránsito murió baleado en Monterrey mientras que grupos de pistoleros dispararon ráfagas hacia las sedes policiales en los municipios de Linares y Hualahuises.

Autoridades militares de la zona investigan si los ataques son realizados por miembros del cártel de Los Zetas. "Están tratando de 'calentar la plaza' en Monterrey, para provocar un desplazamiento de las tropas desplegadas en Tamaulipas", explicó una fuente de la octava zona militar.

La violencia se intensificó en Nuevo León y el vecino estado de Tamaulipas, con la llegada de miles de militares y policías enviados por el gobierno federal para reforzar la seguridad en las carreteras del noreste del país tras el hallazgo de 177 cadáveres y la denuncia de secuestros de autobuses.

APR