Alrededor del mediodía, los disidentes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación Guerrero (CETEG) llegaron a las instalaciones del Instituto Electoral del Estado para apoderarse del inmueble y con ello obligar al gobernador, Ángel Aguirre Rivero, a la instalación a una mesa de trabajo para no aplicar la evaluación universal y la Evaluación Nacional de Logro Académico en Centros Escolares (ENLACE), mismas que están programadas para el 23 y 24 de este mes.

Afuera del inmueble cerca de cien elementos de la Policía Preventiva les impidieron el paso con el uso de escudos de plástico y toletes.

Los maestros exigieron que se les permitiera su marcha pero los uniformados no cedieron, lo anterior llevó a los empujones y golpes que terminó en un confrontación de 10 minutos. Ante el nuevo avance los maestros optaron por replegarse y lanzar piedras y otros objetos a los policías.

Hasta el momento, se reporta un herido por parte de las fuerzas del orden ya que fue alcanzado por un proyectil, el cual lo impactó en la cabeza.

Con información de Milenio

mac