La guerra entre los cárteles mexicanos de las drogas ha sido una bendición para Estados Unidos porque ha provocado una reducción del consumo, consideró hoy la Oficina de Naciones Unidas sobre Drogas y Crimen.

'Esta lucha es una bendición para Estados Unidos, debido a que la sequía de cocaína está provocando niveles bajos de adicción, altos precios y dosis menos puras', sostuvo el director ejecutivo de UNODC, dijo Antonio María Costa.

Al hablar con motivo de la difusión del Reporte de Drogas Mundial 2010, Costa explicó incluso la razón detrás de la violencia que ha provocado más de cinco mil víctimas en lo que va del año.

'Una razón de la violencia en México relacionada con las drogas es que los cárteles están luchando por un mercado reducido', apuntó Costa en un comunicado difundido por su oficina a propósito del reporte.

Cuestionado al respecto durante una conferencia de prensa, Costa se mantuvo inicialmente detrás del comunicado. 'Mantengo lo que dije', respondió.

Costa dijo que su valoración derivaba del impacto que ha tenido en Estados Unidos el hecho que el papel de suministradores de drogas que tenían antes los cárteles colombianos, ha sido asumido ahora por los mexicanos.

'Lo que ellos (los cárteles mexicanos) no tomaron en cuenta fue la enorme reducción en consumo en Estados Unidos, como resultado de cambios de actitud y una mayor acción policiaca', destacó.

Este escenario, indicó, ha sido lo que ha llevado a los cárteles a competir por retener sus áreas de control en un mercado exterior que se ha venido reduciendo.

'La situación principal que estamos viendo pasar en México es la lucha entre los cárteles para retener el control, sobre el decreciente flujo', precisó.

Costa citó cifras de la PGR según las cuales 92 por ciento de las víctimas que la ola de violencia desatada por los cárteles han estado relacionadas con esta actividad ilegal.

' El consumo (en Estados Unidos) ha bajado, los niveles de pureza a la baja y los precios van en aumento, todo esto, en parte por lo que esta pasando en México, los valientes esfuerzos del gobierno, de las policías, del presidente (Felipe Calderón)', dijo.

El funcionario dijo que es esta situación es la que ha beneficiado a Estados Unidos y 'quizá la palabra pudo no haber sido el término apropiado'.

Cuando se le preguntó si pensaba que la mayoría de los mexicanos compartían su apreciación, cedió: 'La palabra es equivocada y me corrijo'.

/doch