El plazo de 100 días que fijó el presidente Felipe Calderón para mejorar la seguridad en Ciudad Juárez se cumplen hoy en medio de una espiral de ejecutados que se elevó, en lo que va del año, 135% en comparación con el mismo periodo del 2009, y deja una estela de 10.5 asesinatos violentos al día.

Una de las medidas más importantes fue replegar al Ejército en la localidad el 8 de abril y enviar a 5,000 integrantes de la Policía Federal para abatir extorsión, secuestro y narcoejecuciones.

De acuerdo con un análisis de El Economista, a los reportes de la PGJ de Chihuahua y el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), de enero a mayo del 2009, se habían registrado 664 ejecuciones u homicidios de alto impacto en los que existen evidencias de la participación del crimen organizado o cárteles de la droga.

En ese mismo periodo del 2010, el número de ejecuciones llegó hasta ayer a 1,565; lo que representa un incremento de 135% en comparación con el 2009, y un promedio diario en estos 100 días de 10.5 ejecutados por día, en Ciudad Juárez, uno de los municipios más grandes del país y bastión del Cártel de Ciudad Juárez, fundado por el extinto Amado Carrillo Fuentes El Señor de los Cielos.

Sin festejos en Ciudad Juárez

Hoy, 100 días después del compromiso que hizo el Presidente el 17 de marzo en la entidad, no regresan a Ciudad Juárez el secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, ni algún otro secretario del gabiente de seguridad nacional.

Ciudad Juárez está calificada a nivel nacional e internacional como la entidad más violenta e incluso obligó al gobierno a instrumentar dos operativos conjuntos o coordinados denominados: Ciudad Juárez y Triángulo Dorado o Sierra Madre, en la que involucra a Durango y Sinaloa; la situación no ha mejorado, de acuerdo con las estadísticas.

Esta lucha contra el narcotráfico en Ciudad Juárez tuvo uno de sus peores momentos cuando el presidente Calderón calificó de pandilleros o delincuentes a los jóvenes muertos en la masacre de Salvácar, durante su quinta visita a la entidad, cuando se comprometió a tener los primeros resultados en 100 días.

Esto se dio también en medio de una serie de denuncias de abusos y violaciones a los derechos humanos por parte de integrantes de las Fuerzas Armadas que lo obligaron a replegar al Ejército en los alrededores de Chihuahua y dejar en manos de la Policía Federal la vigilancia, labor de inteligencia y combate al crimen organizado.

Violencia en la frontera

8 de abril de este año, el gobierno federal ordenó el repliegue del Ejército a los alrededores de Chihuahua.

100 días fue el plazo que fijó el presidente Calderón para mejorar la seguridad de la entidad.

10.5 asesinatos violentos al día ocurren actualmente en Ciudad Juárez.

rtorres@eleconomista.com.mx