El vocero de la Patrulla Fronteriza, Doug Mosier, informó que el túnel fue descubierto este viernes, luego de que agentes de esa corporación detuvieron a un adolescente con 40 paquetes de marihuana cerca de una alcantarilla de drenaje pluvial.

Los agentes notaron que dentro de la alcantarilla había un hoyo de entre 60 y 70 centímetros de diámetro, el cual conducía a la entrada del pasadizo.

Mosier dijo que el túnel, de 40 metros de largo, era muy rústico en su interior y no tenía ventilación ni iluminación.

Fue construido de forma paralela al Puente Internacional de Las Américas, uno de los tres que une a El Paso con la limítrofe comunidad mexicana de Ciudad Juárez.

En esta área, el Río Bravo corre sobre un canal de concreto, lo que facilitó la construcción del pasadizo debajo del afluente.

Este es el primer túnel que es descubierto debajo del lecho del Río Bravo, luego de que decenas de corredores subterráneos han sido descubiertos a lo largo de la frontera que no es marcada por el afluente.

Funcionarios de la Patrulla fronteriza han advertido que los narcotraficantes y contrabandistas de indocumentados están enfrentando más agentes, cámaras, luces y muros sobre la superficie, por lo que optan cada vez con más frecuencia por vías subterráneas.

RDS