Efectivos del Ejército Mexicano y policías judiciales han efectuado durante todo el día un operativo en diferentes puntos del ejido Alfredo B. Bonfil para la ubicación de fosas en las que han encontrado hasta el momento 12 cuerpos.

De acuerdo con los primeros informes policiacos, en tres cenotes ubicados en la colonia Alamos II fueron hallados dichos cadáveres, aunque la búsqueda continúa en Tierra Maya, donde habría un ejecutado más.

La movilización del Ejército y la Policía Judicial se originó a consecuencia de las confesiones de nueve sicarios, una mujer y un policía municipal, miembros de grupo delictivo que fue presentado anoche por la Procuraduría General de Justicia del Estado.

RDS