Policías municipales desarticularon una banda dedicada al robo con violencia en colonias populares de esta frontera y liberaron a una familia que mantenían retenida en su propio domicilio.

La Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM) dio a conocer que gracias a un reporte, oficiales acudieron a un domicilio ubicado en un fraccionamiento al este de la ciudad.

Afuera del lugar ubicaron a Édgar Guadalupe Pérez Ramos, de 23 años de edad, y dentro del domicilio a Jorge Eduardo González, de 35, quien llevaba una pistola calibre .22, y a Omar Humberto Montiel, de 22 años, con un revólver calibre .357 Magnum.

En un intento de despistar a los policías, Pérez Ramos les dijo que él residía en esa vivienda, pero un testigo cercano a la familia lo desmintió, y encontraron en el interior atados a cinco personas, tres integrantes de la familia y dos empleados.

A los presuntos responsables se les encontraron dos bolsas con artículos de joyería, teléfonos celulares, alhajas, relojes, perfumes y electrónicos, así como las llaves de una camioneta Toyota Tacoma.

Todos los detenidos quedaron a disposición de las autoridades y al revisar los antecedentes delictivos, se encontró que Jorge Eduardo González tiene al menos tres ingresos a la Penitenciaría del Estado por robos diversos.

mac