María Elvia Amaya de Hank, esposa del ex alcalde de Tijuana, Jorge Hank Rhon, detenido el sábado en posesión de un arsenal en su residencia de Tijuana, dijo que las armas le fueron sembradas a su cónyuge.

En conferencia de prensa, Amaya de Hank dio a conocer una declaración escrita por su esposo donde éste asegura que las armas encontradas por los militares no le pertenecen.

De acuerdo con información de Radio Fórmula, Amaya de Hank señaló desconocer la situación legal de su esposo.

Aseguró que nunca había visto las armas con las que detuvieron a su esposo.

Contó que el sábado entraron alrededor de ocho personas con la cara cubierta a su habitación, aunque inicialmente habían llegado a la habitación de su hija Guadalupe, posteriormente vio como empezaron a llegar las tanquetas, aseguró que por lo menos fueron cinco.

Cabe comentar que Hank Rhon tiene 18 hijos que tiene, cinco de ellos aún viven en su residencia que se encuentra en uno de los fraccionamientos más importantes de la ciudad.

Amaya de Hank señaló que tuvieron miedo de que fueran a secuestrarlos o matarlos, ya que no sabían si se trataban de personal militar, posteriormente se identificaron lo cual los tranquilizó tanto a sus hijos como a ella.

Dijo que pasó cuatro horas encerradas en una pequeña habitación, en donde se comunicó con una persona a través de su teléfono celular y fue así como pudo salir de su casa, para ser trasladada a un hospital, toda vez que acababa de recibir un trasplanta de médula ósea.

En cuanto a situaciones legales, indicó que no peligran los negocios de su esposo, ya que cada uno tiene a su respectivo director.

Serán dos días que esté bajo declaraciones, posteriormente se decidirá si quedará arraigado o si queda en libertad.

apr/ Con información de Radio Fórmula