Monterrey.- Dos personas resultaron lesionadas esta tarde, luego de que sujetos desconocidos lanzaron cuatro granadas al exterior del penal del Topo Chico, donde policías estatales, federales y militares realizan una amplia movilización tras el ataque.

De acuerdo con datos preliminares, el atentado se hizo con tres granadas de fragmentación y una de las llamadas incendiarias, de las cuales sólo una estalló, alrededor de las 16:00 horas, en el estacionamiento utilizado por los empleados del Palacio de Justicia, aledaño al centro penitenciario.

Uno de los lesionados es el vigilante de una empresa privada, el cual fue alcanzado en las piernas por las esquirlas del artefacto que estalló, mientras que un custodio carcelario presentó afectación en un oído, se informó.

Peritos especializados en explosivos recolectaron las granadas lanzadas justo a la entrada del penal, sobre la avenida Palacio de Justicia, para desactivarlas y evitar daños mayores.

Agentes de la Policía Ministerial del Estado (PME), Policía Federal y soldados resguardan el Centro de Readaptación Social (Cereso), cuyos internos o demás personal penitenciario no resultaron afectados.

Presuntamente policías federales detuvieron a una persona sospechosa detectada en el estacionamiento de un centro comercial ubicado al frente del penal del Topo Chico, sin que se detallara mayor información.

apr