Miami.- La mexicana Sandra Ávila Beltrán, conocida como La reina del Pacífico , se declaró hoy aquí no culpable de las dos acusaciones en el proceso en su contra por tráfico de drogas en el sur de la Florida.

En una breve audiencia de menos de cinco minutos en la Corte Federal de Miami, Ávila Beltrán compareció sonriente y de buen humor esposada de manos y con grilletes en los pies para escuchar las acusaciones de conspiración para importar y distribuir cocaína en Estados Unidos.

Su abogado, Stephen Ralls, presentó la declaratoria de inocencia ante la jueza Alicia Otazo en la Corte Federal de Miami.

Ávila Beltrán, de 51 años, es acusada de conspirar para importar a Estados Unidos hasta cinco kilogramos de una sustancia controlada con cantidades detectables de cocaína entre 1999 y 2004.

La segunda imputación es similar, pero el grupo delictivo con el cual se asocia a Ávila Beltrán, es acusado de intentar distribuir los cinco kilogramos de cocaína durante el mismo periodo.

Aunque Ralls argumentó ante la jueza que el tratado de extradición México-Estados Unidos sólo permitía que su clienta fuera acusada por el segundo delito, la magistrada mantuvo que la mexicana debía responder a ambos presuntos delitos.

Ralls dijo, al término de la audiencia, que aún cuando el juicio está previsto para comenzar el 24 de septiembre, pidió una posposición para obtener la documentación para la defensa de su clienta.

El magistrado de la corte, Michael Moore, tiene programado escuchar los argumentos sobre la solicitud de postergación el próximo 20 de septiembre.

Ávila Beltrán es mencionada en un encausamiento múltiple que incluye como coacusados a Víctor y Darío Valencia Espinosa, Gadier Villegas Cifuentes, Ramón Alberto Orozco Mejía y Julio Beltrán, entre otros.

La mexicana compareció el pasado 10 de agosto en la Corte Federal de Miami luego de haber sido extraditada desde México.

mac