Tras un incidente de violencia en la línea fronteriza entre México y Estados Unidos ocurrido la noche del martes en la ciudad de Tijuana, en donde estuvieron involucrados agentes de la Patrulla Fronteriza, fue encontrado el cuerpo de un mexicano del lado mexicano, informó la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

Mediante una carta diplomática, el gobierno del presidente Felipe Calderón condenó enérgicamente la muerte del connacional y detalló que, a través del Consulado General en San Diego, se solicitó una explicación inmediata a las autoridades de la Patrulla Fronteriza y exigió detallar los hechos, así como una investigación exhaustiva.

Esta solicitud fue reiterada por la Embajada de México en Washington y la ciudad de México por los canales diplomáticos correspondientes.

La Cancillería agregó que el 15 de diciembre pasado México y Estados Unidos emitieron una declaración conjunta sobre prevención de la violencia en la región fronteriza con el fin de evitar que de ambos lados de la frontera se conjuguen factores que deriven en este tipo de incidentes.

En este contexto, la SRE reiteró que el uso de armas de fuego para repeler ataques con piedras -lo que la información preliminar indica que puede haber ocurrido en este caso- representa un uso desproporcionado de la fuerza .

La identidad del nacional aún no ha sido identificado, expresó la Cancillería. Aseguró que continuarán los trabajos de reconocimiento así como el apoyo legal a la familia del fallecido.

[email protected]