Al menos 14 internos muertos y otros 35 lesionados dejó un incendio registrado la madrugada del viernes pasado en el pabellón de Psiquiatría del Centro de Readaptación Social (Cereso) de Apodaca en Nuevo León, informaron autoridades estatales.

Los informes preliminares indican que el fuego fue originado presuntamente por un corto circuito en una televisión localizada en el área de entretenimiento de este pabellón, donde se encontraban los reos.

Las llamas se iniciaron poco después de las 3:30 de la madrugada y fueron controladas una hora después, generando que el techo del pabellón de Psiquiatría del penal de Apodaca se colapsara.

Los al menos 35 internos lesionados fueron atendidos en el área de Enfermería del reclusorio, ubicado en el municipio conurbado de Apodaca, debido a que sus lesiones no eran de gravedad.

Bomberos de Nuevo León acudieron para sofocar el siniestro luego de que los custodios intentaron apagar las llamas, pero fueron rebasados por la intensidad del fuego que se propagó rápidamente en el lugar.

Elementos de Protección Civil de Nuevo León, así como paramédicos de la Cruz Roja y Verde se concentraron en las instalaciones para ayudar en el rescate y remoción de los escombros.

Al lugar se trasladaron elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones y de Servicios Periciales de la Procuraduría General de Justicia del Estado para iniciar las investigaciones correspondientes.

El vocero de Seguridad Pública estatal, Jorge Domene Zambrano, manifestó que interrogarán a tres custodios, al personal operativo y a los 35 reos que se encontraban en el lugar del siniestro, para conocer las causas y deslindar las responsabilidades de este suceso.

Puntualizó: Se está analizando desde el corto circuito que se ha mencionado; no se descarta que haya sido provocado, tampoco se puede descartar que hubiera sido una riña . Domene Zambrano comentó que en el Cereso de Apodaca enfrenta una sobrepoblación de 20% toda vez que en el penal se encuentran encarcelados más de 1,200 internos.