Grupos presuntamente ligados al crimen organizado continúan intimidando a medios de comunicación en Monterrey, Nuevo León, luego de perpetrar un nuevo ataque, ayer, a la imprenta y distribuidora de revistas y periódicos Dipsa, a plena luz del día.

Informes de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Nuevo León (PGJENL) exponen que pasadas las 10 de la mañana de ayer, cinco sujetos armados ingresaron al inmueble ubicado en las calles Arteaga y Serafín Peña, en el primer cuadro de Monterrey.

Según las primeras indagatorias, los individuos, fuertemente armados, sometieron a 10 empleados de la casa distribuidora, les arrebataron sus pertenencias y rociaron varios bidones de gasolina para luego prenderle fuego al inmueble desde donde se distribuyen diarios y revistas de diversas casas editoriales. La conflagración no dejó muertos o heridos.

Los agresores pintaron TER y S en la pared del establecimiento siniestrado, por lo que la PGJENL lo registró en fotografía y declaró que se convertirán en parte de las líneas de investigación.

La intervención del Cuerpo de Bomberos evitó que el incendio se propagara, mientras elementos de las policías municipal, estatal y ministerial realizaron un operativo que llevó al hallazgo de una camioneta Voyager sobre la calle Capitán Aguilar, colonia Talleres, en la que se presume que huyó el grupo que inició el fuego.

El pasado domingo, las instalaciones donde se edita el suplemento Sierra Madre, del diario El Norte, fue incendiado también por un grupo armado, hecho que se sumó a otras agresiones contra el Grupo Reforma, como los ataques a La Silla y Linda Vista, ocurridos en el mes que acaba de terminar.

Dipsa es la única empresa distribuidora de periódicos y revistas en Monterrey, Nuevo Léon.