Militares mexicanos incautaron 31 toneladas de una sustancia química proveniente de Corea del Sur que se utiliza para la fabricación de drogas sintéticas y que era transportada como si fuera un fertilizante, informó el sábado la secretaría de la Marina Armada de México.

En el puerto de Manzanillo, ubicado en el Pacífico, fueron localizados "dos contenedores con más de 31 toneladas de Clorhidrato de Metilamina, precursor químico útil para la elaboración de drogas sintéticas", dijo la dependencia en un comunicado.

El cargamento era transportado por el buque "MSC Pamela", de bandera panameña, proveniente de Yokohama, Japón, y cuyo cargamento fue embarcado en el puerto de Busán, Corea del Sur.

El barco tenía como destino Culiacán, capital de estado de Sinaloa, en el noroeste de México, y territorio en el que opera el cártel encabezado por Joaquín "Chapo" Guzmán, el narcotraficante más buscado en México y Estados Unidos.

De acuerdo con la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (Jife), en la última década México se convirtió en un importante fabricante de psicotrópicos por la facilidad para instalar los laboratorios que las producen.

Contrariamente a las drogas tradicionales, éstas se pueden producir en laboratorios emplazados en cualquier lugar, contando con conocimientos técnicos básicos, con el equipo relativamente sencillo y los insumos químicos.

Las autoridades mexicanas han desmantelado un sinnúmero de laboratorios clandestinos, que además de producir grandes cantidades de drogas sintéticas son altamente agresivos para el medio ambiente.