El robo de combustible ya es parte de una industria del crimen organizado que opera en Tamaulipas el grupo delictivo de Los Zetas, alertan senadores, quienes exigen de forma unánime que Pemex presente denuncias ante la PGR en contra de las empresas que operan en México para abastecer al mercado negro de combustibles en Estados Unidos.

En entrevista con El Economista, el presidente de la Comisión de Energía del Senado, Francisco Labastida Ochoa (PRI), y los secretarios de la misma, Graco Ramírez (PRD) y Rubén Camarillo (PAN) criticaron que esa situación persista desde hace muchos años, sin que Pemex o la PGR atiendan la problemática.

Hicieron un llamado al director de Pemex, Juan José Suárez Coppel, para que esa paraestatal adquiera tecnología satelital que detecte tomas clandestinas de combustibles, y a construir más ductos, a fin de evitar que sean transportados por carretera.

El senador Graco Ramírez aseguró que es un secreto a voces que el grupo delictivo de Los Zetas tiene vínculos con varias empresas en Tamaulipas para operar el robo de combustible y venderlo a consorcios en Estados Unidos con la complicidad de autoridades aduaneras de ambos países.

Hay empresas que se están integrando a esta actividad, y en la frontera norte, empresas norteamericanas compran las gasolinas robadas y con la cobertura (protección) que le dan Los Zetas en toda la frontera norte , reveló.

Aseveró que el robo de combustible es parte ya de una nueva industria del crimen organizado, donde además están involucrados funcionarios de Pemex que operan los ductos y la distribución de hidrocarburos.

Los senadores Francisco Labastida, Rubén Camarillo y Graco Ramírez coincidieron en que sin excusa ni pretextos , Pemex debe investigar, tanto a empresas como a funcionarios, por el robo de petróleo, gas o turbocinas, que representa pérdidas para el país de entre 1,200 y 1,500 millones de dólares al año, de acuerdo con Labastida.

La cara del crimen organizado no es una, es multifacética multifactorial, donde estas y otras actividades deben ser objeto de las autoridades de México , dijo Camarillo.

Lea más: El problema se salió de las manos de Pemex: Rocatti

[email protected]