Autoridades del estado de Morelos localizaron dos fosas clandestinas con cuatro cadáveres de hombres relacionados con los presuntos atacantes de la alcaldesa de Temixco, Gisela Mota, asesinada el pasado 2 de enero a menos de 24 horas de asumir el cargo.

NOTICIA: Gisela se entregó para salvar a su familia, dice su madre

Un funcionario de la fiscalía estatal que pidió el anonimato por no estar autorizado a dar declaraciones informó que el hallazgo se hizo en los dos días previos y que quien llevó a las autoridades hasta las fosas fue la declaración de un menor detenido junto a otras dos personas por la muerte de Gisela Mota. El joven confesó, además, ser miembro del grupo delincuencial Los Rojos.

El gobernador de Morelos, Graco Ramírez, señaló el lunes que el asesinato de la alcaldesa fue un mensaje del crimen organizado a otras autoridades locales para que no acepten que los policías municipales estén bajo un mando único estatal y detalló que la principal línea de investigación apunta a una célula de Los Rojos que opera en Guerrero, Morelos y Estado de México.

NOTICIA: Detienen a tres personas por asesinato de alcaldesa

Por otra parte, el funcionario indicó que no existe ninguna investigación en marcha contra el nuevo alcalde de Cuernavaca, el ex futbolista Cuauhtémoc Blanco, por vínculos con el crimen organizado aunque el gobernador insinuó que podría tenerlos.

erp