Diez cadáveres y 11 cabezas fueron descubiertos en tumbas clandestinas en el estado de Guerrero, dijeron este miércoles las autoridades mexicanas.

Los restos fueron hallados este martes en la municipalidad de Chilapa de Álvarez.

El procurador estatal, Miguel Ángel Godínez Muñoz, dijo que los investigadores examinaban seis sitios. La mayoría de los cadáveres tenían las manos atadas y señales de tortura.

Las 11 cabezas fueron encontradas en una de las tumbas, en cuatro bolsas plásticas negras.

A finales de noviembre, 11 cadáveres decapitados fueron hallados en la misma zona.

Guerrero es el estado donde 43 estudiantes de una escuela rural de maestros desaparecieron en septiembre a manos de la policía, lo que desató protestas en todo el país.

mrc