Guatemala, Guatemala. Luego de que se admitiera que Centroamérica es la región más violenta del mundo, el presidente Felipe Calderón Hinojosa exigió mayor cooperación internacional para combatir al crimen organizado en la zona; no obstante, advirtió que no se debe apoyar la labor de manera simbólica porque esto no se trata de caridades , espetó.

Si la venta de cocaína es un mercado de ventas brutas de 35,000 millones de dólares en Estados Unidos, según se calcula, y una buena parte de esos miles de millones de dólares vienen a alimentar a las bandas criminales aquí, la ayuda internacional debe ser por lo menos equivalente al flujo de dinero en dólares que los criminales reciben aquí para organizarse y matar , opinó.

Ante representantes de alrededor de 40 países que se reunieron en la primera Conferencia Internacional de Apoyo a la Estrategia de Seguridad de Centroamérica , Calderón Hinojosa planteó a las naciones consumidoras de droga que apoyen con financiamiento o que adopten medidas políticas clave.

O reducen el consumo de drogas de manera seria, o prohíben la venta de armas de asalto a la región o revisan los paradigmas mismos de la política sobre el manejo de drogas , reviró.

O, yo diría, hacer todas esas cosas juntas (...) antes de que los señores de la muerte terminen por enseñorearse de nuestras sociedades , enfatizó.

La petición de Calderón fue respaldada por los presidentes de Centroamérica, quienes pidieron a la comunidad internacional, especialmente a Estados Unidos, mayor financiamiento, pues advirtieron que las capacidades para frenar la violencia se podrían ver mermadas en poco tiempo.

El problema, de acuerdo con un documento oficial de la Conferencia, es que la estrategia -que consiste en el combate al delito; prevención social; seguridad penitenciaria, y fortalecimiento institucional- no cuenta con los recursos para su implementación, por lo cual es importante disponer de apoyo adicional por parte de la cooperación internacional .

El presidente de Guatemala, Álvaro Colom, comentó que la región invirtió el año pasado en seguridad 4,000 millones de dólares, lo que es muchísimo dinero y las autoridades sienten que están llegando al límite de sus capacidades para frenar a los criminales .

Previo a su discurso, el Mandatario adelantó que se analiza la posibilidad de implementar un impuesto que financie los planes regionales de seguridad y enfatizó que está en juego el sistema económico de Centroamérica porque amenaza la competencia del dinero ilegal, la del narcoempresariado.

El lavado de dinero es tan criminal como Los Zetas mismos , enfatizó.

El ministro de Relaciones Exteriores de Guatemala, Haroldo Rodas, comentó que por cada dólar que aporta la cooperación internacional para seguridad en la zona centro, los gobiernos de Centroamérica invierten casi 40 dólares.

Mauricio Funes, presidente de El Salvador, lamentó que el grupo criminal Los Zetas trate de penetrar su país.

Recientemente acabamos de identificar una pequeña célula infiltrando a la Policía Nacional Civil, a quienes ofrecen hasta 5,000 dólares mensuales a cambio de dedicarse por un año a actividades riesgosas que son simple y llanamente participar en actividades delictivas , acotó.

Calderón Hinojosa también admitió los problemas de México y consideró que la corrupción ha sido un mal endémico; por ello, pugnó para que se fortalezcan las instituciones en Centroamérica, ya que, argumentó, la debilidad institucional es la grieta por la que penetran los cárteles de la droga.

[email protected]