Antonio Domingo Paniagua Escandón, El Kelu, ciudadano de origen español que durante varios años administró albergues en el Distrito Federal, Quintana Roo y Nuevo León para menores de edad como Casitas del Sur, fue extraditado ayer de España a México para responder sobre el paradero de 11 menores de edad que se encuentran desaparecidos.

La Procuraduría General de la República (PGR) informó que el pastor de la asociación religiosa Iglesia Cristiana Restaurada, con la que garantizaba el cuidado y protección de menores de edad, salió del Aeropuerto Internacional de Barajas, custodiado por elementos de la Interpol España y la Policía Federal Ministerial mexicana.

El traslado se hizo en el vuelo comercial de Aeroméxico 002 procedente de España bajo el protocolo del Tratado de Extradición y Asistencia Mutua en Materia Penal, signado entre ambos países. Arribó al aeropuerto Benito Juárez, donde fue sometido a exámenes bajo la vigilancia de representantes de Derechos Humanos. Posteriormente fue enviado a Matamoros, Tamaulipas, para ser ingresado al Centro Federal de Readaptación Social, donde enfrentará los cargos de delincuencia organizada, tráfico de menores y lo que resulte.

Después de que estalló el escándalo en el Distrito Federal, luego de que se constató la desaparición de 15 niños y niñas, Paniagua Escandón decidió huir a España, por lo que la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal iniciará las primeras indagatorias. Posteriormente, la investigación pasará a manos de la PGR.

La extradición de Paniagua Escandón ocurre después de casi dos años de diligencias y acciones diplomáticas realizadas por la PGR y la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Tras el escándalo, las autoridades determinaron el cierre del albergue Casitas del Sur y pusieron a disposición del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia a 126 menores de edad que fueron rescatados.

[email protected]