Será hasta el 2028 cuando Joaquín El Chapo Guzmán, el narcotraficante líder del Cartel del Pacífico, terminará su condena en México, y hasta entonces podría proceder una extradición a Estados Unidos, explicó el abogado y ex subprocurador, José Elías Romero Apis.

De acuerdo con la PGR, Joaquín Archivaldo Guzmán Loera deberá enfrentar ocho órdenes de aprehensión: dos de ellas de reaprehensión y las otras seis son nuevas por otros delitos.

Al momento de su fuga, Guzmán Loera había purgado siete años de la condena de 20 años nueve meses impuesta por los delitos de asociación delictuosa, cohecho y contra la salud.

Una vez recapturado, el sábado pasado en Mazatlán, el líder del Cártel de Sinaloa deberá purgar los 13 años nueve meses de su primera condena, más las sentencias que se acumulen por las nuevas órdenes de aprehensión, según la PGR.

En caso de no haberse fugado el viernes 19 de enero del 2001 en un carrito de basura y ropa sucia del penal de Puente Grande en Jalisco, Guzmán Loera habría completado su condena entre el 2014 y principios del 2015, y posiblemente habría quedado libre.

El abogado José Elías Romero Apis consideró un gran golpe, un gol al minuto 89 del gobierno de la República la recaptura del líder del cártel de Sinaloa, pues destacó que en caso de no haber sido detenido este año, el capo hubiera logrado la prescripción de los delitos por los cuales fue condenado.

Es tan importante y tan buen golpe (del gobierno), lo dio en un momento en que ya era casi la última llamada para el caso de Joaquín Guzmán Loera, porque él, con sus más de 13 años de fuga, estaba ya muy cerca de lograr la prescripción de la pena, es decir, quizá en año y medio o dos años hubiera alcanzado un grado jurídico de exoneración que lo habría hecho libre , explicó.

Sin embargo, la prescripción no se logró, por lo que coincidió con la PGR en que El Chapo deberá purgar los 13 años nueve meses de su primera condena.

Explicó que en caso de que Estados Unidos solicitara la extradición, esto dependería de la autorización del presidente Enrique Peña Nieto.

En caso de que no se concediera la extradición, el Estado queda obligado, eso sí, a castigarlo por los delitos por los que fue requerido en otro país , explicó el abogado y ex subprocurador, quien además estimó que el gobierno de la República podría optar porque Guzmán Loera cumpla su condena en México y después de ello pensar la extradición.

No es muy probable (la extradición) por la siguiente razón: porque el señor Joaquín Guzmán Loera es un hombre sentenciado. En muchas ocasiones se ha concedido la extradición de nacionales, pero a personas no sentenciadas (en México) , precisó.

Añadió que al líder criminal sí se le pude juzgar nuevamente por delincuencia organizada, narcotráfico y homicidio, pero en distintas modalidades y hechos, ocurridos cuando era prófugo.

El abogado José Elías Romero Apis consideró que Guzmán Loera tiene el dinero suficiente para contratar cualquier despacho de abogados de país, aunque seguramente tiene ya un cuerpo de abogados que lo tratará de defender ante las acusaciones federales en su contra.

PROCESOS EN EU

Guzmán Loera acumula al menos seis acusaciones pendientes ante la justicia estadounidense, en las que se le imputan decenas de cargos ante distintas cortes federales en California, Nuevo México, Texas, Illinois y Nueva York.

Robert Nardoza, un portavoz de la fiscalía estadounidense en Brooklyn, dijo ayer que planean buscar la extradición de Guzmán para que enfrente varias acusaciones.

El sábado, el jefe de la oficina en Chicago de la agencia antidrogas estadounidense, la DEA, Jack Riley, declaró al periódico Chicago Sun-Times que pugnará porque Guzmán sea enviado a Chicago para ser juzgado.

PLANES PARA LA EXTRADICIÓN

La subprocuradora jurídica y de Asuntos Internacionales de la Procuraduría General de la República (PGR), Mariana Benítez Tiburcio, viajó el sábado por la tarde a Washingtona para reunirse el domingo y el lunes con autoridades de ese país; se prevé que aborden el tema de la extradición de Joaquín El Chapo Guzmán.

Benítez Tiburcio realizó el viaje unas horas después de que la Marina Armada de México detuviera en Mazatlán a El Chapo, el narcotraficante más buscado por los gobiernos de Estados Unidos y México, y con varios requerimientos judiciales en ambos países.

Ni la PGR ni la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) han informado si Estados Unidos ya solicitó formalmente la extradición de Guzmán Loera. El fiscal judicial estadounidense, Eric Holder, consideró el sábado que la detención de El Chapo es un logro histórico del gobierno mexicano.

Guzmán fue detenido por primera vez en 1993 en Guatemala y escapó de la prisión de máxima seguridad de Puente Grande, el 19 de enero del 2001, mes y medio después del inicio del gobierno del primer presidente panista Vicente Fox, quien en ese momento se refirió a la fuga de El Chapo como un gol contra su recién iniciada administración, pero prometió que faltaban los goles de su gobierno. El Chapo estuvo prófugo 13 años, los dos sexenios panistas y uno más de la actual administración.

Por corrupción

EU TEME OTRO ESCAPE DEL CHAPO

El presidente de la Comisión de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes de EU, el republicano Mike McCaul, urgió a México a que expedite la extradición a su país del capo mexicano, Joaquín El Chapo Guzmán, ya que –consideró– hay corrupción en México, de acuerdo con el diario estadounidense The Washington Post.

McCaul sugirió que las autoridades de Estados Unidos podrían ser más aptas para resguardar al sospechoso, pues en el 2001 Joaquín Guzmán logró escapar de una prisión en México.

Mencionó que una de las principales razones para lograr evadir los procesos judiciales es la corrupción en el país.

El republicano hizo hincapié en tomar las medidas necesarias para evitar una nueva fuga por parte de El Chapo, por lo que invitó de manera explícita a revaluar la posibilidad de una extradición, de acuerdo con el Post.

[email protected]